7 de junio, para no olvidar

7 de junio, para no olvidar

No hay comentarios en 7 de junio, para no olvidar

Por Rubén Alonso

Publicado originalmente el 5 de junio de 2017 en Milenio Jalisco.

El 7 de junio es la antítesis del 3 de mayo. La primera fecha remite a la ignominia, a la subordinación, a la perversión, a la desnaturalización del periodismo; la segunda fecha, a la libertad en el ejercicio del oficio-profesión más ingrata, pero más satisfactoria; más incomprendida, pero más necesaria e imprescindible en una sociedad que requiere de la observación y seguimiento crítico del poder en todas sus manifestaciones: es la libertad de expresión que se concretiza en la libertad de prensa, en la libre difusión de ideas, opiniones, noticias; que descansa en el derecho a la información, bajo premisas no negociables: búsqueda de la verdad, responsabilidad, principios éticos e independencia en su ejercicio.

Aún hay quienes celebran y felicitan a periodistas el 7 de junio; incluso periodistas invocan esa fecha como “su día”. Pero su origen y desarrollo, de 1951 a 2001, es la evidencia de la relación más perversa del poder y el periodismo. Su inicio, una comida al entonces Presidente Miguel Alemán organizada por el coronel José García Valseca (amigo de Maximino Ávila Camacho), dueño de los llamados “Soles”, que luego se transformaría en la OEM, cuando Mario Vázquez Raña se hizo de la red de periódicos más grande del país. El motivo, agradecer al Presidente la condonación de adeudos de papel en que estaban sumidas las empresas periodísticas de México.

En ese entonces, la producción y distribución de papel periódico estaba en manos de la empresa paraestatal PIPSA. Luego, entrarían en ese agradecimiento los beneficiarios de las concesiones radioeléctricas.

A partir de 2001, esta fecha salió del ritual Presidencial. El Premio Nacional de Periodismo, instituido por Luis Echeverría Álvarez en 1976. Ese premio le dio otro atractivo a la fecha, que a la postre sería también el motivo para eliminar ese festejo ignominioso. (Para los antecedentes ver http://bit.ly/2qPXaDS)

La ONU, entre tanto, estableció en 1993 el Día Mundial de la Libertad de Prensa, que casi pasa desapercibido, pero permite abordar la libertad de prensa de forma más independiente y darle un sentido cada año. (ver: http://bit.ly/2s7auDM).

¿7 de junio Día de la Libertad de Prensa, de los periodistas, en México? Asumo que no y la ubico como fecha para no olvidar y no repetir, pues la libertad, en todas sus expresiones siempre está amenazada, sujeta a la intimidación, a la agresión, y hoy más en México, a la muerte (ver “Libertades en resistencia”:  http://bit.ly/2ssggNH).

Tags:

Artículos relacionados

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Síguenos en

Back to Top