Agenda ciudadana de medios

No hay comentarios en Agenda ciudadana de medios
Por Felipe Vicencio / 10 de abril de 2011 Columna publicada en La Jornada Jalisco Al país le urge contar con más y mejores medios de comunicación. A nuestra democracia le falta el vigor de una sociedad que pueda hacer valer a través de ellos sus intereses frente a los de los grupos de poder político o a los de los grupos económicos que actualmente los controlan. Esta condición ha provocado un fenómeno de concentración mediática que no tiene parangón en otros países, de la que ha resultado una oferta pobre y de baja calidad que la sociedad consume resignada. Es el resultado de un orden contrario a los intereses de la mayoría; un sistema que se fue construyendo en la medida en que las instituciones del Estado fueron renunciando a ejercer su papel y que se ha consolidado conforme esas omisiones dejaron paso franco a poderosos intereses particulares, los usufructuarios de nuestra deplorable condición. Sin embargo, no se trata de una condena irrevocable sino un orden de cosas que puede cambiar en bien de la mayoría. El tiempo es propicio, pues nunca como ahora la sociedad mexicana había acreditado su capacidad de participación. El surgimiento de las nuevas tecnologías está formando un nuevo perfil de audiencia, más crítico y activo, que puede contribuir decisivamente a este propósito. Por eso el Encuentro Nacional por la Diversidad y la Calidad en los Medios de Comunicación -convocado por la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) y celebrado los días 5 y 6 de abril en la Ciudad de México- fue oportuno y esperanzador. Durante el mismo, mexicanos y mexicanas de 18 estados de la República participaron con 119 ponencias en las seis mesas temáticas que recogieron una diversidad de análisis y propuestas suficientes para perfilar el rumbo a seguir. De las conclusiones del Encuentro destaca la urgencia de poner al día la legislación de la radio, la televisión y las telecomunicaciones. Precisamente por estos días se cumple un año de la presentación en el Congreso Federal de la iniciativa de Ley Federal de Telecomunicaciones y Contenidos Audiovisuales, la propuesta más acabada para poner al día nuestro marco normativo en esos asuntos. Como en otros momentos, la irreductible postura de las empresas de los medios -sistemáticamente opuestas a cualquier modificación de su ventajoso estatus- y la actitud medrosa y entreguista de buena parte de la clase política han impedido que el proyecto siquiera se discuta. Desde el Encuentro por la Diversidad y la Calidad en los Medios se alzó la voz para instar a los legisladores a cumplir con su responsabilidad. También se concluyó en la necesidad de ampliar la oferta de la televisión, considerando que técnicamente esto es perfectamente viable y que la digitalización deja disponibles segmentos del espectro para nuevos operadores. Respecto a los medios públicos, es decir, las frecuencias a cargo de dependencias gubernamentales o universidades públicas, se señaló la necesidad de fortalecerlos dándoles la certidumbre jurídica de que carecen y asegurándoles los recursos que necesitan para operar con suficiencia. El buen funcionamiento de estas frecuencias es determinante para asegurar la diversidad de la oferta mediática y para fomentar su calidad. Se pugnó también por la convergencia plena, es decir, la posibilidad de que las empresas con capacidad de ofrecer servicios de voz, datos e imagen lo puedan hacer en beneficio de los consumidores, sin los obstáculos que hoy prevalecen. Se planteó la necesidad de avanzar en la cobertura del internet rápido y barato, de regular la publicidad para evitar abusos y engaños y de garantizar los derechos de las audiencias, de salvaguardar el trabajo periodístico y de dignificar el oficio, entre más de 30 propuestas concretas. En síntesis, se trata de una agenda ciudadana que autoridades y legisladores habrán de tomar en cuenta para bien del país. Pérdida. El sábado pasado falleció Felipe Toussaint Loera, amigo querido, hombre inteligente y generoso que trabajaba en las comunidades de Chiapas por la reconciliación. Un abrazo cariñoso para Vero y su familia. En mi corazón se abre un hueco que duele y busca esperanza.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Síguenos en

Back to Top