Un cambio necesario en la dirección del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión

Un cambio necesario en la dirección del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión

No hay comentarios en Un cambio necesario en la dirección del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión

Por María Elena Hernández Ramírez

Comentario editorial leído el lunes 15 de junio de 2015 en el noticiero Señal Informativa de Canal 44.

El pasado 12 de marzo, el Director del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión SJRT, Sergio Ramírez Robles, pidió licencia de su cargo por 60 días para integrarse al Comité Directivo Estatal del PRI en calidad de Secretario de Comunicación Institucional. En su lugar quedó como encargado del Despacho Gabriel González López, quien el día de hoy todavía aparece en la página de C7 Jalisco con esa función: encargado del Despacho de la Dirección General del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión.

Concediendo que la licencia autorizada a Ramírez Robles correspondiera a 60 días hábiles, el lapso del permiso que pidió al gobernador del estado ya venció: hace varios días terminó. Hay mucho silencio sobre este tema y no es conveniente que así sea. Es momento de pedir al Gobernador del estado un cambio necesario en la dirección del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión, una nueva dirección para el periodo del 2015 al 2018.

Los observadores de los medios y los investigadores de la comunicación que formamos parte de la AMEDI, Asociación Mexicana de Derecho a la Información, consideramos que un funcionario público que decidió ser vocero de un partido, en este caso del PRI, no puede y no debe regresar a dirigir la radio y la televisión del estado de Jalisco. Un funcionario cuyas prioridades son políticas puede ser invitado a otras áreas gubernamentales, pero no es coherente que se le confíe un proyecto que debería ser cultural y educativo, con información y entretenimiento de calidad.

¿Para qué sirve un Sistema estatal de Radio y Televisión? ¿Cuál es su razón de ser en la estructura de la administración pública?

Si se le pregunta a la ciudadanía en este momento, quizás responda, en su mayoría, que para hacerle propaganda al gobierno en turno. Además de lamentable, esto sería un desperdicio. Habiendo tanto talento en Jalisco y tantas necesidades sociales por atender, un sistema de radio y televisión estatal podría ser una opción realmente creativa para las audiencias, y no una mera vocería gubernamental.

En México no contamos con medios públicos, es decir, no tenemos medios que se mantengan por la cooperación de las audiencias y en los que los públicos puedan decidir sobre contenidos, sobre políticas de comunicación. Eso no existe en este país. Sin embargo, sí hay medios universitarios y medios subvencionados por el estado que funcionan con base en un proyecto de comunicación cultural, educativo, formativo. Algo distinto a lo que hacen los medios comerciales (Canal 22 y TV UNAM sirven de ejemplo). No es el caso de C7 Jalisco, no es el caso del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión que dirigió Ramírez Robles hasta el 11 de marzo, fecha en que pidió licencia para ser el vocero oficial del PRI durante las elecciones intermedias. No es bueno que vuelva. No es deseable que se desperdicie esta oportunidad de renovar e impulsar un proyecto social, cultural, educativo que dignifique la comunicación de ese Organismo Público Descentralizado pagado con impuestos de los jaliscienses.

Probablemente 3 años sean pocos para darle un giro a un sistema de comunicación que ha perdido credibilidad, pero sería mejor intentarlo ahora y empezar a cultivar públicos críticos, a fomentar la cultura en lugar de adaptarse al mercado, en lugar de abaratar los espacios informativos y en lugar de alejar a la poca audiencia que tenía expectativas de encontrar algo mejor de lo que ofrecen la televisión y la radio comercial.

Si aún no lo ha hecho, el Gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, tiene la oportunidad de revisar el funcionamiento del OPD-SJRTV y tomar una decisión congruente: la de nombrar como director del Sistema a un agente que impulse “la difusión de las expresiones sociales, las artes, las ciencia y la cultura”, como reza la misión de C7; “que promueva las tradiciones, los valores humanos y las manifestaciones culturales locales, nacionales e internacionales, y la información de interés general”, información de calidad y con credibilidad para todos los jaliscienses.

En octubre de 2013, cuando se operaba la transformación del sistema a Organismo Público Descentralizado, el Dr. Francisco Aceves –investigador de la comunicación de nuestra casa de estudios- sostuvo claramente que al SJRTV lo debe dirigir “un profesional que en forma probada demuestre su respeto a los derechos elementales de la información y la comunicación públicas, que se traducen en la libertad de expresión y de derecho a ser informado. Se requiere de un perfil especializado y fuera de toda sospecha”. Coincido con el Dr. Aceves, y esto no puede garantizarlo el vocero oficial de ningún partido político.

Sobre el Consejo Consultivo y el Defensor de la Audiencia

Desde el 7 de diciembre de 2013, el Sistema Jalisciense de Radio y Televisión es un Organismo Público Descentralizado. En julio de 2014 se nombró a un Consejo Consultivo y a un Defensor de la Audiencia, cumpliendo en la forma con lo que señala la ley.

Aunque los consejeros son elegidos mediante concurso, son finalmente designados por el gobernador, y ésto deja en duda la ciudadanización del consejo.

Según la propia página de C7 Jalisco, el Consejo Consultivo ha sesionado 3 veces (dos de las 3 actas no tienen firmas).

El defensor de la audiencia ha cambiado en varias ocasiones y debemos preguntarnos por qué. El primero fue Gabriel Orozco, que renunció; Napoleón Medrano Andrade renuncia el 25 febrero de 2015; Julio César Hernández  está del 11 de marzo al 7 de mayo de 2015; Alberto Fernando Velasco Vera -concursante único para la convocatoria emitida el 11 de marzo, es nombrado el 8 de mayo… sin haber emitido ninguna recomendación hasta el momento (al menos no está registrado en la página).

Ramírez Robles Durante, durante el lapso del 12 de marzo al 7, de junio hizo declaraciones como vocero oficial del partido y participó en estrategias calificadas de guerra sucia.

El columnista de El Informador, Jorge Navarro, escribió el 31 de marzo que era “fácilmente pronosticable que los candidatos del PRI querrán deslindarse de Ramírez y de sus constantes ataques”… seguramente es así, sobre todo después de los resultados de las elecciones del 7 de junio.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Síguenos en

Back to Top