Desbloquear la comunicación

Desbloquear la comunicación

No hay comentarios en Desbloquear la comunicación

Por Juan Carlos Núñez

Publicado originalmente el 5 de mayo de 2015 en La Crónica Jalisco.

Los bloqueos del viernes pasado pusieron en evidencia, entre otras cosas, la necesidad de generar mejores procesos de comunicación de las autoridades con los ciudadanos. Ciertamente, el Gobierno de Jalisco informó pronto de los acontecimientos, confirmó datos, desmintió falsedades y emitió recomendaciones. Todo esto es indispensable frente a una crisis, pero además de atender las urgencias hace falta una política de comunicación que vaya más allá de las emergencias y genere confianza.

En este sentido es muy importante reconocer la dimensión de los hechos. La insistencia durante muchos años de los distintos gobiernos de negar que en Jalisco existan problemas graves de violencia y de delincuencia, es un gran error. Las declaraciones del tipo: “Son hechos aislados” sólo crean mayor desconfianza. Aceptar el problema es la primera parte de la solución.

Conviene también pasar de una política de comunicación reactiva a una proactiva. ¿Qué está haciendo el gobierno para atender los problemas? ¿Cuáles son los avances? Hay que informar permanentemente, con veracidad. No aceptar preguntas es un error.

Es preciso también evidenciar la coordinación entre autoridades federales y estatales. El hecho de que el gobernador de Jalisco dijera en su mensaje que parte de los acontecimientos serían explicados más tarde por el gobierno federal genera la percepción de falta de coordinación.

Además, el gobierno federal proporcionó muy tarde una explicación demasiado escueta. Con ello se genera la idea de que “hubo algo más” que se oculta. Es obvio que hay información delicada, pero de ahí a dar explicaciones tan superficiales hay un buen trecho.

La falta de información oportuna y precisa solo alienta los rumores y la desconfianza.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Síguenos en

Back to Top