Desnudeces

Desnudeces

No hay comentarios en Desnudeces

Por Pedro Mellado

Publicado originalmente el 28 de enero de 2015 en el periódico Mural.

En ocasiones el rey camina desnudo por la calle, sin darse cuenta que todo mundo observa sus miserias.

Hay casos de presumibles corruptelas que todo mundo observa con justificado recelo y que el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, está obligado a investigar.

Debería Sandoval Díaz instruir al Contralor del Estado, Juan José Bañuelos Guardado, para que llame a cuentas al Secretario de Educación, Francisco de Jesús Ayón López; al de Planeación, Administración y Finanzas, Héctor Rafael Pérez Partida, y al subsecretario de Administración de esta última dependencia, Salvador González Reséndiz, por cuyas manos pasan las autorizaciones de compras que realiza el Gobierno estatal.

El Instituto de la Infraestructura Física Educativa del Estado de Jalisco (Infejal), cuyo director general es el arquitecto Josué Lomelí Rodríguez, es un organismo público descentralizado (OPD), sectorizado en el ámbito de la Secretaría de Educación, que encabeza Francisco de Jesús Ayón López.

El presidente del Consejo de Administración del Infejal es Ayón López. El OPD ejercerá este año un presupuesto de 526 millones 901 mil pesos, destinados a infraestructura para educación básica, media superior y superior.

El objetivo del Infejal es fungir como un organismo con capacidad normativa, de consultoría, investigación y certificación de la calidad de la infraestructura física educativa del Estado y de su construcción, equipamiento, mantenimiento, rehabilitación, reforzamiento, reconstrucción y reubicación.

Desde el pasado lunes 5 de enero, hasta la fecha, Mural ha publicado información que documenta que el Infejal asignó 38.4 y 31.1 millones de pesos a HG Concepto SA de CV y Operadora Tualf, respectivamente, que registraron direcciones falsas, lo que permite presumir que son empresas fantasmas.

También demostró nuestro periódico que algunos muebles ofrecidos al Infejal están presupuestados a sobreprecio, sobre las cotizaciones reales que hay en el mercado.

Además, el domicilio falso que proporcionó la empresa Tualf, el de Galileo Galilei 4156 en Arboledas, lo han usado otras cinco proveedoras oficiales: Distribuidora Citlalco, Sointe Soluciones, Tecnología Tecnomet, Comercializadora Deportiva Empresarial y Construrama.

La Contraloría debe investigar para encontrar a los responsables de esas irregularidades. El gobernador debe promover que quienes traicionaron la confianza del pueblo sean sancionados, como corresponda, por las vías administrativa, política, civil o penal.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Síguenos en

Back to Top