El gobierno calla

El gobierno calla

No hay comentarios en El gobierno calla

Por Pedro Mellado

Publicado originalmente el lunes 21 de diciembre de 2015 en Mural.

La presunción es que un Gobierno Abierto -como el que promueve la administración estatal que encabeza Jorge Aristóteles Sandoval Díaz- tendría que escuchar a la gente y atenderla.

Porque algunos de sus presumiblemente buenos propósitos estarían determinados por la transparencia y la rendición de cuentas, con respecto a la forma como se toman las decisiones en la administración y en el manejo de los bienes y los recursos públicos que la sociedad les ha confiado a los presuntos servidores públicos.

Si el Gobernador quisiera hacer honor a los buenos propósitos que presume son hilo conductor de su Administración y determinantes en su conducta como mandatario, ya debería haber destituido al director del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión (SJRTV), Alberto Mora Martín del Campo, pues su permanencia al frente de las estaciones de radio y televisión que opera el Estado -con recursos de los contribuyentes-, es un agravio a la sociedad.

Pero igual de fuerte es el agravio que se deriva de la actitud complaciente de un gobernante que tampoco parece dispuesto a escuchar a la sociedad, que con una amplia y muy variada gama de argumentos descalifica y censura a un bisoño funcionario público, carente del perfil, la formación profesional y las habilidades que se requieren para que cumpla dignamente sus responsabilidades.

Es creciente el clamor de organizaciones de la sociedad civil, en los ámbitos de la comunicación, la información, la investigación, la academia, la cultura y el periodismo, que rechazan y censuran severamente la decisión del director del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión (SJRTV), Mora Martín de Campo, de poner algunas frecuencias de radio del Gobierno de Jalisco al servicio de los negocios privados de Grupo Fórmula.

Desde el lunes 7 de diciembre, estaciones del SJRTV son caja de resonancia de programas de Grupo Fórmula, conducidos por los informadores Joaquín López Dóriga, Carlos Loret de Mola, José Cárdenas y Christian Martinoli, entre otros, quienes a juicio de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) “no gozan del prestigio ético ni profesional que los jaliscienses queremos encontrar en un medio público, que por su naturaleza debe ser crítico y plural”.

Amedi reclama: “Lejos de informar, promover valores y difundir la pluralidad de la sociedad jalisciense, se ha optado por multiplicar un modelo comunicativo de evidente afán lucrativo, que insulta la inteligencia de la ciudadanía”.

El rechazo crece; el Gobierno calla.

ESTA NOTA PUEDES ENCONTRARLA EN:

http://www.mural.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=78383

Fotografía: Proyecto Diez

Artículos relacionados

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Síguenos en

Back to Top