Debate de interés público

No hay comentarios en Debate de interés público

Defensora del lector / María Elena Hernández Ramírez

Publicado en Milenio Jalisco / 18 de  diciembre Pido a los lectores su amable colaboración para Navidad y Año Nuevo: quisiera recibir mensajes breves que nos permitan conocer su opinión sobre “¿En qué va bien MILENIO JALISCO, a seis meses de su inicio? En los últimos días hemos visto en MILENIO JALISCO una toma de postura editorial que hace tiempo no se manifestaba con tanta claridad. Lo que presento es una opinión personal y tiene que ver con la cobertura que se ha hecho de un asunto complejo, con grandes implicaciones para ejercer el Derecho a la Información en Jalisco: la aprobación de la Ley de Información Pública de Jalisco y sus Municipios, y la abrogación de la Ley de Transparencia e Información Pública del Estado. La postura de un diario puede conocerse a través de lo que dice y de lo que no dice; de la forma en que se exponen los temas (tratamiento informativo); de la jerarquización de las notas (extensión, titulares, imágenes y lugar en la página), de las fuentes consultadas y de los actores a quienes se les da voz (y a los que no se les da). También cuenta la decisión de ofrecer información importante (aunque sea aburrida), y no sólo interesante (aunque venda bien): informar al ciudadano sobre “lo que debe saber”, y no sólo sobre “lo que quiere saber”. Entre el 9 y el 17 de diciembre, MILENIO JALISCO dedicó cuatro veces El Tema del día a informar y explicar a sus lectores-ciudadanos la citada decisión del Congreso, sus implicaciones y las reacciones de diversos actores involucrados en el debate (9, 10, 12 y 14 de diciembre). Adicionalmente, la nota principal de ayer en Ciudad y Región da seguimiento a la discusión, y, de manera indirecta, El Tema del 13 de diciembre (“Ejecutivo oculta información de cámaras de videovigilancia”) aborda aspectos relacionados. Con ello, el diario está contribuyendo, dignamente, a mantener vigente un asunto que debe ser de debate público, aunque sea en vísperas de la temporada navideña. (Es clásico de nuestro sistema político que previo a periodos vacacionales se tomen decisiones que causarán controversia. La apuesta es que se apaguen las reacciones durante el asueto). Cantidad y calidad Además de los espacios informativos, ha habido otros de opinión en los que se ha discutido la decisión del Congreso y el contenido e implicaciones negativas y benéficas de la nueva ley. En ambos casos, podemos reconocer equilibrio y pluralidad ideológica al informar, porque se ha dado voz a distintos actores: tanto a los promotores, como a los oponentes. Se ha entrevistado al presidente y al ex presidente del ITEI; al Secretario de Gobierno, a diputados de fracciones parlamentarias, al Procurador General de Justicia del Estado, a representantes de asociaciones de ciudadanos defensoras del Derecho a la Información, como la AMEDI, CIMTRA, el CESJAL, entre otras. Reconocimiento Por la importancia de las implicaciones en contra de la transparencia informativa (y en contra de los derechos del lector-ciudadano) que tendría esa nueva ley, decidí recuperar y reconocer el trabajo de Sonia Serrano, Agustín del Castillo, Ignacio Pérez Vega, Montserrat Mauleón Lee, Maricarmen Rello y, por supuesto, los editores y la dirección editorial que han sustentado la cobertura. Éste es un reconociendo sincero e interesado: me atrevo a pedirles, como ciudadana y a nombre de los lectores, que mantengan el debate hasta el final, porque afecta al ciudadano, porque afecta al lector. El cambio de la Ley de Transparencia a otro ordenamiento debe discutirse, debe ser transparente. Hacia adelante, y no hacia atrás. Y… ¿a mí qué? Pensando en los lectores, pedí a los miembros de la AMEDI-Jalisco (Asociación Mexicana de Derecho a la Información), que nos dijeran “¿en qué puede afectar al lector la Ley de Información Pública, tal como la dejaron los legisladores?” Es decir, ¿cuáles serían los posibles efectos negativos de la nueva ley, para el Derecho a la Información del ciudadano en Jalisco? Juan Larrosa. “Al lector le deben interesar los cambios en la ley por las siguientes razones: 1. Porque el contexto político en el que se aprobó la ley, dice mucho del contexto político general de nuestra ciudad. 2. Porque habrá mucha información a la cual ya no pueda tener acceso, ya que los sujetos obligados decidirán, por sí mismos, qué información es reservada y cuál no. 3. Porque al dar sanciones a personas físicas por divulgación de información, atenta contra el derecho a la libertad de expresión.” Cristina Romo. “La atomización de los sujetos obligados puede confundir al ciudadano. El problema es que en cada organismo público, enlistaron todas las oficinas que se les pudieron ocurrir. Así como está, cada una de ellas tendría que instalar su propia unidad de transparencia y como no podrán se irán pasando la bolita.” “Otro asunto es que, si un ciudadano da otro nombre (que puede hacerlo) al solicitar una información, si no se la dan, tiene que identificarse al momento de presentar la queja o pedir la revisión. ¿Dónde queda el anonimato que permite la ley? La ley deja demasiada libertad a los comités para reservar información, de manera que lo que no convenga informar al sujeto obligado, lo clasificará como tal.” Frida Rodelo y Graciela Bernal me remitieron a un caso muy concreto que puede ilustrar al lector una de las preocupaciones que suscita la nueva ley: el ejemplo que dio Oscar Constantino, asesor del CESJAL, publicado por varios medios, en MILENIO JALISCO el 14 de diciembre: “Con esta Ley, Nixon no hubiera dejado de ser presidente por el caso Watergate; Woodward y Bernstein, los periodistas del Washington Post que lo difundieron, estarían presos y Garganta Profunda, su informante en el FBI, sería un delincuente.” El debate debe seguir. Campana sobre campana Pido a los lectores su amable colaboración para Navidad y Año Nuevo: quisiera recibir mensajes breves que nos permitan conocer su opinión sobre “¿En qué va bien MILENIO JALISCO, a seis meses de su inicio? (regalo de Navidad). Para Año Nuevo, me gustaría escribir sobre lo que el lector espera que mejore (Carta al Niño Dios).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Síguenos en

Back to Top