Ciudadanos al rescate

Ciudadanos al rescate

No hay comentarios en Ciudadanos al rescate

Por Rubén Alonso

Publicado originalmente el 21 de agosto de 2017 en Milenio Jalisco.

La integración del Sistema Anticorrupción del Estado de Jalisco (SAEJ) arrancó. El próximo 14 de septiembre, a más tardar, el Congreso del Estado, deberá elegir a las nueve personas que integrarán el Comité de Selección cuya función será designar a los cinco que formarán la Comisión de Participación Social del SAEJ. En pocas palabras, el Poder Legislativo, siguiendo el modelo de la Ley General del Sistema Nacional Anticorrupción, adoptado en la ley local, recurre a agentes externos al poder público para enfrentar uno de los principales problemas que nos autodestruyen: la corrupción.

El tamaño del problema está en la respuesta de la sociedad. Convocatorias ha hecho el Congreso, incluso otros poderes y órdenes de gobierno para observar, conducir o dar seguimiento a necesidades apremiantes, como procesos electorales, derechos humanos, agua, movilidad, transparencia… Pero en este caso, en Jalisco, incluso si lo vemos a escala nacional, los poderes públicos y los grupos de poder que giran en torno a él han quedado en la picota de la observación social como no se hubieran imaginado (ver convocatoria en http://bit.ly/2vbVo10).

Si algún poder público, algún actor de paso, calcula que puede tener o intervenir en la conducción del proceso de construcción del SAEJ, está errado: en lo individual, y con ellos instituciones de formación superior, organizaciones ciudadanas, así como periodistas, agrupaciones empresariales, han hecho suyo este proceso y no se prestarán al manoseo ni a la mínima insinuación de intervención: libertad e independencia traen consigo y no escatimarán un ápice por mantenerla y ensancharla (ver registro de aspirantes en: http://bit.ly/2xfMhKD).

Es una situación extrema, donde ciudadanos y ciudadanas entran al rescate de instituciones, nuestras instituciones, impregnadas cáncer. Lo hacen desde la corresponsabilidad, y en esa medida han puesto toda la "carne en el asador", pues probidad es su capital y fuente de confianza; participan sin posiciones maniqueas, donde los buenos serían estos y los malos aquellos.

Pero el asunto no queda ahí. El mensaje es también para el resto de la sociedad, y enparticular para quienes luego busquen ser parte de la Comisión de Participación Social del SAEJ: éstos deberán estar a la altura y autoridad de quienes los designarán (que no serán, ojo, diputados, ni líderes de partidos, ni el Ejecutivo ni magistrados), pues en los que luego sean la Comisión de Participación Social sí recaerá la conducción del Sistema Anticorrupción.

A grandes males, grandes remedios.

Tags:

Artículos relacionados

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Síguenos en

Back to Top